Orquídeas en el Invierno

Orquídeas en el Invierno

En el invierno cuando los días son más cortos y las noches más largas y MÁS FRÍAS, hay varios factores que necesitamos tener en cuenta para que nuestras orquídeas estén contentas y sanas.   Planear los cambio estacionales es importante para que las orquídeas alcancen todos su potencial y además, te ayudará a ti a seguir aprendiendo y disfrutando de éste maravilloso hobby!

Generalmente hablando, temperaturas entre 10º y 27º C son ideales para las orquídeas.  Períodos cortos de temperaturas por encima de 38º o por debajo de 0º no causarán daño a la mayoría de las orquídeas, siempre y cuando no se formen capas de hielo en las hojas.  La resistencia de las orquídeas a las temperaturas bajas debe ser considerada cuando quieres añadir un nuevo género a tu colección en casa, y sobre todo para incluirlo en tu diseño de exteriores.  La resistencia de la planta a bajas temperaturas es determinada por las condiciones ambientales de tu zona, la salud de tu planta y su genética.  Algunas especies mueren en temperaturas bajas, mientras que otras pueden tolerar períodos cortos de frío extremo.

Durante el invierno, es aconsejable que acerques tus orquídeas a las ventanas durante el día para que obtengan la mayor cantidad de luz posible (sin quemarlas); pero si el frío es extremo, en las noches se recomienda que las alejes del vidrio de las ventanas porque se congela y transmite éste frío a las plantas.  Si no quieres moverlas día y noche, puedes aislar el frío de las noches colocando un plástico grueso o una cortina muy gruesa entre las plantas y el vidrio para aislar el frío.

Daños por frío

Captura de pantalla 2014-01-03 a la(s) 13.57.49Los síntomas que muestran que ha habido daño por frío se manifiestan unos días después de que la planta ha estado expuesta a temperaturas extremadamente bajas, no durante la exposición.  Los daños por frío se clasifican en dos tipos: aquellos que se causan por temperaturas muy frías (enfriamiento) por encima del congelamiento y los que se causan por heladas o congelamiento.  El daño por congelamiento se produce cuando el rocío de la mañana se congela sobre la superficie de la planta.

El grado de daño en el que cada uno de los síntomas aparece depende de la gravedad de la exposición y las condiciones ambientales después de a exposición.  Temperaturas bajas y humedad relativa alta continuas después de la exposición al frío, pueden retrasar la aparición de los síntomas, mientras que una iluminación alta y temperaturas más cálidas acelerarán la aparición de los mismos.

Captura de pantalla 2014-01-03 a la(s) 13.54.43Enfriamiento

Muchas de las lesiones por enfriamiento son similares a otros tipos de estrés como falta de agua, pudrición de las raíces, envenenamiento por sobre-fertilización… y por lo tanto, son difíciles de diagnosticar.  Los síntomas generales son:

- lesiones en la superficie de las hojas, como hoyuelos grandes, hundidos y decolorados

- húmedades en los tejidos, blandas al tacto que se marchitarán y cambiaran de color a cafe

Los síntomas arriba mencionados son el habitat ideal para atraer infecciones bacterianas y hongos.

Captura de pantalla 2014-01-03 a la(s) 13.57.49Congelamiento

- Follaje disecado o quemado

- Húmedades que se convierten en manchas negras en las hojas

- Áreas muertas en la planta, o muerte de la planta entera

Como mencionamos, algunos de éstos síntomas no serán evidentes hasta que la planta se transfiere a temperaturas más altas.

SI TUS PLANTAS SE HAN DAÑADO POR FRÍO:

Si lo peor ha pasado y tus plantas presentan éstos síntomas, no asumas lo peor!!  Cuida a tu planta como si la hubieras replantado:

- corta y cauteriza las zonas afectadas

- evita el sol directo a ninguna hora y las temperaturas muy altas; pero procura que si tengan luz indirecta

- mantén la humedad relativa a la baja e incrementa la ventilación; evita rociar la planta mientras está en el proceso de curación

- fertilización: las primeras 2 semanas después de los cortes y cauterización, riega solamente con agua evitando mojar el follaje.  La 3a y 4a semana fertiliza con una solución muy diluida (1/4 de la indicación en el envase).  Después de esto, fertiliza como siempre recomendamos con una solución diluida a la mitad de la indicada en el empaque.

El lado positivo de éstas bajas temperaturas es que en la mayoría de los casos, el frío induce nuevos crecimientos.  El invierno para muchos géneros es necesario para desarrollar nuevas raíces, nuevos tallos y botones y por lo tanto pronto tendrás nuevas flores!!  El invierno les viene bien, hasta cierto punto.  Si en tu zona hay heladas o nieve, procura introducirlas en la casa hasta que el frío extremo haya pasado.